Este fin de semana se cumplieron siete meses de la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa. A pesar de las versiones oficiales del gobierno federal, hay cientos de personas que se resisten a creer que el verdugo fue el Estado. Este domingo, una nueva marcha partió del Parque Revolución con rumbo a la plaza de Armas, con la intención de que estas vidas no se olviden.

Uno de los organizadores, hizo un reclamo sobre cómo los políticos han desvirtuado el discurso y hoy sus ojos sólo ven votos, en lugar de personas. Es por ello que seguirán insistiendo que en los estados de Michoacán, Guerrero, Chiapas y Oaxaca, las elecciones no se lleven a cabo.

En Jalisco, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana ha dicho, en voz de su presidente, Guillermo Alcaraz Cross, que no existe riesgo de que las elecciones vayan a tener contratiempos por las movilizaciones de los activistas que piden justicia por este caso.

Sin embargo, son ellos mismos quienes hacen una invitación a toda la sociedad, a no comprar el discurso de que están contra las elecciones. Lo que se busca, dice, es no legitimar el actual sistema partidista que ha dejado de pensar en las personas, para vivir pegados al erario.

En septiembre de 2014, un grupo de estudiantes de la Normal de Ayotzinapa fueron desaparecidos por ordenes de los gobernantes. Aunque las investigaciones de la Procuraduría General de la República concluyeron en que fueron asesinados por el crimen organizado, los padres de familia de todos estos jóvenes siguen reclamando justicia.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here