El Gobierno del Estado si ofreció espacios para la Federación Jalisco en el Medio Oeste (Fedejal), pero a esta asociación no les gustaron las nuevas oficinas por ser modestas, respondió el titular de la Secretaria de Desarrollo e Integración Social (Sedis), Miguel Castro Reynoso quien descartó rotundamente la opción de entregar la Casa Jalisco de Chicago en comodato a los migrantes y negó que tenga intereses económicos en la venta del inmueble como han acusado los diputados Ismael del Toro y Miguel Monraz.

Castro Reynoso reiteró que la actual Casa Jalisco en Chicago cuesta 21 mil pesos diarios por mantenimiento y 150 mil dólares en impuesto predial, por lo cual es inviable.

Anunció que en contraste abrieron dos nuevas oficinas en Chicago que cuestan solamente 11 mil pesos diarios, y que inaugurarán otra en San Francisco.

Sobre la falta de respuesta a la solicitud de Fedejal para recibir la Casa Jalisco en comodato, Miguel Castro negó que haya desdén y dijo que en la última gira por Illinois, migrantes se reunieron con el gobernador Aristóteles Sandoval quien personalmente les dio una respuesta.

Admitió que el gobierno estatal sí estaba a cargo de la casa pero que fue cerrada por el alto costo heredado y no por falta de capacidad de las autoridades como acusó Judith de la Mora a quien llamó a una mesa de dialogo.

Y respecto a las fiestas de XV Años en Casa Jalisco Chicago, Miguel Castro insistió en que si se realizaban.

[pro_ad_display_adzone id=58758]

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here