El Gobierno del Estado si ofreció espacios para la Federación Jalisco en el Medio Oeste (Fedejal), pero a esta asociación no les gustaron las nuevas oficinas por ser modestas, respondió el titular de la Secretaria de Desarrollo e Integración Social (Sedis), Miguel Castro Reynoso quien descartó rotundamente la opción de entregar la Casa Jalisco de Chicago en comodato a los migrantes y negó que tenga intereses económicos en la venta del inmueble como han acusado los diputados Ismael del Toro y Miguel Monraz.

Castro Reynoso reiteró que la actual Casa Jalisco en Chicago cuesta 21 mil pesos diarios por mantenimiento y 150 mil dólares en impuesto predial, por lo cual es inviable.

Anunció que en contraste abrieron dos nuevas oficinas en Chicago que cuestan solamente 11 mil pesos diarios, y que inaugurarán otra en San Francisco.

Sobre la falta de respuesta a la solicitud de Fedejal para recibir la Casa Jalisco en comodato, Miguel Castro negó que haya desdén y dijo que en la última gira por Illinois, migrantes se reunieron con el gobernador Aristóteles Sandoval quien personalmente les dio una respuesta.

Admitió que el gobierno estatal sí estaba a cargo de la casa pero que fue cerrada por el alto costo heredado y no por falta de capacidad de las autoridades como acusó Judith de la Mora a quien llamó a una mesa de dialogo.

Y respecto a las fiestas de XV Años en Casa Jalisco Chicago, Miguel Castro insistió en que si se realizaban.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here