Un grupo de 22 mujeres internas en el Penal Femenil cambió su tradicional uniforme en color beige, por la toga y el birrete, luego de concluir la preparatoria semiescolarizada impartida por el Colegio de Bachilleres.

Al acto académico realizado en el interior del Centro de Reinserción Femenil, en Puente Grande, acudió el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz, quien fue el padrino de las mujeres bachilleres, así como el fiscal general del estado, Luis Carlos Nájera y la fiscal de reinserción social, Marisela Gómez Cobos.

De entre las estudiantes que cursaron la prepa dentro del Penal Femenil, destacó el caso de Patsy López, una de las alumnas que tuvo el más alto promedio.

El padrino de la generación de mujeres reclusas, Aristóteles Sandoval, animó a las bachilleres para que sigan sus estudios ahora en licenciatura.

De entre las 22 mujeres llamó la atención Luz Elba Delgado, quien estando presa estudió ya la primaria, secundaria y ahora la preparatoria.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here