Guadalajara, Jalisco.

En la Ciudad de México, hay alrededor de cinco mil viviendas que cuentan con sistemas de captación de agua de lluvia, sin embargo, en el Área Metropolitana de Guadalajara, apenas habrá 10 fincas que aprovechan el agua pluvial, lamentó el investigador de la Universidad de Guadalajara (UdeG) Arturo Gleason Espíndola, quien desarrolló un prototipo para aplicarse en la ciudad.

El académico, con más de 20 años de experiencia, participó en el Primer Congreso Nacional de Sistemas de Captación de Agua de Lluvia, que tiene como sede el Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD).

Para una familia de clase media que cuenta con tinaco y cisterna, implantar un sistema que aproveche el agua pluvial, le implicará un costo de entre 10 mil y 15 mil pesos, menos que el costo de un televisor de pantalla plana, dijo el experto.

Por su parte, la diputada local del PRD, Mónica Almeida, quien preside la Comisión Especial para la Gestión Integral del Agua, apoya la iniciativa de Arturo Gleason y señala que las conclusiones del Congreso de expertos, tienen que ser enviadas a la Cámara de Diputados, donde actualmente se revisa la Ley de Aguas Nacionales.

El director de la Comisión Estatal del Agua, Felipe Tito Lugo Arias, también respaldó la idea de captar el agua de lluvia en las viviendas y refirió que en Tapalpa y Mazamitla, ya se realiza esta práctica, pero en forma rudimentaria.

Al Congreso asisten ponentes de Holanda, Japón, Bangladesh, Estados Unidos y de diversos estados del país.

Ignacio Pérez Vega