En la zona de 60 hectáreas delimitadas para el complejo Bosque Alto, ya aparecen letreros que prohíben el paso, y los camiones de carga y trabajadores, cada vez son más visibles en la zona alta que colinda con Bugambilias y que ahora, por presuntas irregularidades en los permisos del actual Ayuntamiento de Tlajomulco de Zúñiga, pertenece a la empresa GVA Desarrollos.

Señal informativa acudió a la zona donde se prende derribar centenares de árboles, y que ha causado la manifestación de habitantes que señalan una serie de afectaciones que ya comienzan a aparecer. 

A la preocupación de los vecinos, se suma la voz de investigadores de la Universidad de Guadalajara (UdeG), quienes destacaron que las nuevas construcciones en esa parte del Bosque, provocarían la intensificación de inundaciones en las partes más bajas al interrumpirse con cemento el ciclo de absorción y escurrimientos  del agua.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here