En obra gris, con montañas de material y escombro en los frentes, y hasta la amenaza de protesta de comerciantes que fueron impedidas por policías municipales, este martes el alcalde de Guadalajara, Ramiro Hernández inauguró el Mercado Corona, en una obra que no podrá ser abierta sino hasta dentro de seis semanas.  

En el evento, la persona que habló a nombre de los locatarios fue Gabriel Delgadillo Araujo. Además de mostrarse sorprendido por la rapidez de las obras, comentó que no recibieron apoyo por dos meses luego de que fueron desalojados por el siniestro de mayo de 2014, cuando la infraestructura ocasionó el derrumbe del antiguo mercado Corona.

El locatario pidió apoyo de las autoridades, pues dijo que los locatarios no tienen dinero para hacerle las adecuaciones a sus espacios debido a que las ventas en las calles, donde actualmente ejercen el comercio, no es el mejor.

En su discurso, Ramiro Hernández García reconoció el apresurado proceso en el que se ha construido el Mercado Corona. Incluso, llamó “irresponsable” a la decisión que tomó el cabildo el año pasado, en el momento en el que decidieron construir un inmueble en menos de 10 meses y a contracorriente.

El evento fue desarrollado en lo que será la plazoleta principal del Mercado Corona. Sin embargo, el edificio todavía carece de piso. Media hora antes de iniciar el evento, la cortina principal de acceso fue pintada. Mientras que los 900 trabajadores de la empresa tuvieron que hacer una pausa para permitir que algunos locatarios y curiosos pudieran entrar a conocer “el cascaron” del nuevo inmueble.

La obra tuvo un costo aproximado de 380 millones de pesos.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here