Sorprendidos y extrañados se dijeron los integrantes de la Cámara Nacional de Comercio en Guadalajara (Canaco), ante la aprobación del “impuesto verde” que aprobó el Ayuntamiento tapatío que grava con 10 por ciento del costo de la licencia municipal a todos los comercios.

El presidente de la organización gremial, Fernando Topete Dávila, la consideró como “una puñalada por la espalda” porque se aprobó sin considerar a los principales afectados, el comercio establecido. “

El empresario señaló que la aprobación de este impuesto es una mala señal ante la llegada de una nueva visión de administrar la ciudad.

Además de este incremento generalizado de 10 por ciento a todas las licencias, se consideran aumentos extras a las licencias de giros restringidos. A los negocios como cantinas, restaurantes, antros, bares y centros nocturnos, todos con venta de alcohol, el aumento será del 20 por ciento. Para las tiendas de abarrotes, licorerías, vinaterías, supermercados, el aumento será del 10 por ciento.

También  se multiplica el costo por 10 a los negocios de valet parking. Es decir, si una empresa o restaurante pagaba cerca de tres mil 400 pesos, ahora deberá de pagar 34 mil pesos por la licencia de operación.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here