La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) se deslindó de la lentitud con la que se han desahogado las  tres demandas laborales colectivas, promovidas por 30 trabajadores de La Jornada Jalisco, luego del cierre de esta casa editora.

El secretario del Trabajo, Héctor Pizano aseguró que desconocía que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) había ejecutado un embargo a las oficinas de la Editora de Medios de Michoacán, -de la que era filial La Jornada Jalisco- y que no había más bienes que garantizaran el pago de aguinaldos, liquidaciones y sueldos caídos que reclaman los empleados.

Si la empresa carece de solvencia para cubrir los pasivos laborales, los afectados pueden promover un embargo precautorio para que la Junta Local de Conciliación decrete la búsqueda de más bienes y el embargo de los mismos, argumentó  el secretario del Trabajo.

Demos Desarrollo de Medios, el grupo al que pertenece La Jornada, dio a conocer el 14 de diciembre, la rescisión del contrato que tenía desde 2010 con la Editora de Medios de Michoacán, por el incumplimiento de las contraprestaciones económicas.

Desde entonces, La Jornada Jalisco cerró y su plantilla de personal  está a la espera de su liquidación. 

Los trabajadores han denunciado que el director de la empresa, Juan Manuel Venegas evade su responsabilidad, a pesar de que recibió dos millones de pesos por concepto de publicidad  y que la justicia laboral en Jalisco es lenta.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here