El financiamiento inmobiliario ve un área de oportunidad en la población que trabaja en la informalidad y que no es sujeta a créditos.

De acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), sólo el 29 por ciento de los adultos en México tiene acceso a un crédito formal. El resto enfrenta dificultades para hacer un patrimonio.

Contra la lógica del financiamiento formal, la empresa Inverplan va por este mercado ignorado  a través de un producto,  que no pide comprobación de gastos ni excelente historial de buró de crédito y que otorga la posibilidad de pagar únicamente el 20 por ciento del costo de la hipoteca, con un contrato de adhesión ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

El nuevo modelo de “bajo costo y altos resultados” que explora Inverplan, financia  desde el enganche que representa el 30 por ciento del valor del inmueble y ofrece la opción  de que los clientes bajen  el monto de sus mensualidades en 79 por ciento si se convierten en promotores de sus servicios.

Si los solicitantes de los créditos,  documentan que ocho personas entraron al mismo sistema de financiamiento por su recomendación, obtendrán ese beneficio.

El director de Inverplan, Mario Lozano afirmó que no se trata de un esquema de pirámide. 

Los financiamientos que se pueden obtener bajo este esquema son de 300 mil hasta cinco millones de pesos, a pagar en plazos de tres a 15 años. De esta forma, la empresa de intermediación  promete democratizar el financiamiento inmobiliario. 

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here