Vecinos de la colonia del Deán, quienes viven frente a un vaso regulador, sufren cada año inundaciones a causa del temporal de lluvias, por lo que exigen a la autoridad una solución a este problema.

Este viernes, Néstor Patiño tiró su colchón y ropa que se mojaron cuando el agua del vaso regulador se desbordó y terminó por ingresar a las viviendas aledañas del Parque El Deán. La tarde de este lunes una nueva tormenta azotó la zona y causó las mismas afectaciones.

A decir de los afectados, en tres años de la actual administración, la autoridad municipal no ha desasolvado el vaso regulador, lo que provoca que en el interior de la represa haya una cantidad de lodo y basura, y se evite la recolección de agua que llega al sitio.

Adelaida Martínez, quien vive frente al vaso regulador, lamentó que el presidente municipal de Guadalajara, Ramiro Hernández, no ha realizado acciones preventivas en la zona, donde hay habitantes que han perdido los enseres domésticos, colchones, y ropa.

Ante esta situación, los vecinos colocan tablas en las puertas y sacos con arena para evitar que el agua ingrese a sus casas, debido a que en ocasiones las inundaciónes alcanzan hasta el metro y medio de altura.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here