A través de la síndico de Guadalajara, Ana Bárbara Casillas, el Ayuntamiento tapatío se deslindó de la multa interpuesta por la Federación Internacional de Natación (Fina) por un monto de cinco millones de dólares más el cinco por ciento de recargos, que se deriva de la cancelación del Campeonato Mundial que se planeaba celebrar en la ciudad en 2017.

Bárbara Casillas precisó que para el evento, las pasadas administraciones del Ayuntamiento nunca concretaron la firma de algún acuerdo para la realización del Campeonato Mundial de Natación, que como medida de sanción, obligó a los nadadores mexicanos a competir sin uniforme de representación nacional.

Agregó que la multa interpuesta por la Fina a través del Tribunal Internacional de Arbitraje del Deporte, es compartida entre el gobierno del estado, el Consejo Estatal para el Fomento Deportivo (Code) Jalisco y la Confederación Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), con quienes no se han reunido para analizar una defensa conjunta y evitar el pago de la multa, ante el retiro de Guadalajara como sede del encuentro, por parte del gobernador Jorge Aristóteles Sandoval, desde febrero de 2015. 

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here