Los acuerdos de París, firmados el 22 de abril, para hacer frente al cambio climático provocado por la población, en busca de una reducción drástica de las emisiones de gases de efecto invernadero, son una oportunidad para que Guadalajara, una de las urbes más contaminadas y peor gestionadas territorialmente de América Latina, transite hacia parámetros superiores de calidad de vida, señaló el especialista en geografía y desastres naturales, Luis Valdivia Ornelas.

El investigador destacó la importancia de que la mancha urbana cuente con infraestructura suficiente, pero además, que genere los espacios geográficos indispensables para su funcionamiento como espacio natural, y gaste de forma racional sus recursos, caso particular de su acuífero, hoy sobreexplotado

Una Guadalajara ordenada y sostenible también beneficia a toda la región, que es presa de diversos riesgos ante el aumento de las temperaturas planetarias.

Lo inevitable: la capital de Jalisco debe ser una urbe más vivible con este proceso de adaptación y mitigación del fenómeno planetario que condicionará a las sociedades humanas en las siguientes generaciones.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here