Melitón Ortega, vocero del comité de búsqueda de los desaparecidos de Ayotzinapa, señaló que aunque se les da la razón a los padres de familia en torno a que el Estado mexicano fue omiso en tomar en cuenta que varios celulares de los normalistas estaban activos posterior a las desapariciones, quedan temas pendientes como la línea de investigación del presunto quinto autobús y la participación de las fuerzas castrenses en el caso. Lo anterior, en el marco del 163 periodo de audiencias públicas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), celebrada en Lima, Perú. Por otra parte lamentó que miembros del Grupo Interamericano de Expertos Independientes (GIEI), fueron víctimas de espionaje del gobierno de México, a través de un software llamado Pegasus.