Juan Guillermo Márquez, del Observatorio Ciudadano para la Gestión Integral del Agua de Jalisco, indicó que hay molestia de parte de los habitantes y productores de Los Altos y  piden que se cancele el trasvase del Río Verde a León, no sólo por la sobre explotación de los acuíferos, sino por el simple derecho que tienen al goce del vital líquido. Por otra parte el funcionario se mantuvo escéptico ante los estudios bajo los cuales están establecidos los decretos del proyecto, debido a que éstos datan de 1950 a 1981, mismos que no corresponden a las condiciones y necesidades actuales de Jalisco y Guanajuato, Estados quienes están en el estira y afloje de una “reserva” –que no existe- de agua.