Sofía Herrera, integrante del Comité Salvabosque el Nixticuil, cuestionó el actuar del gobierno municipal de Pablo Lemus, debido a que el pasado 15, 16 y 17 de febrero, un grupo de trabajadores trasplantó, taló y podó poco más de 30 árboles de la avenida Ángel Leaño, en Zapopan, bajo el “argumento” de que dicha obra era parte de los trabajos de ampliación de ese corredor, pese a que hace un mes el gobierno municipal había cancelado la obra. La activista señaló que de concretarse los trabajos se vería afectado el bosque el Nixticuil y las inmobiliarias involucradas son: Capital Norte, antes Miraserra, el Consorcio GIG  y  Tierra y Armonía,  ésta última propiedad de Beatriz Alfaro, tía del alcalde tapatío.