El gobernador del estado, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, se dijo dispuesto a usar personal de fuerza pública para actuar contra los taxistas que generen desorden en la ciudad. 

Durante su discurso, con motivo del Día Internacional de la Mujer, el primer mandatario aprovechó el micrófono para salirse del discurso y hablar sobre el problema que tiene paralizadas varias rutas de la ciudad.  Aclaró que será respetuoso de la manifestación que realizan los choferes, siempre y cuando no haya desorden.

Sin dar espacio para preguntas y respuestas de los reporteros, y aunque existen avenidas completamente cerradas por los manifestantes, el gobernador sólo aclaró que tiene personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) y de la Secretaría de Movilidad (Semov) para retirar a los manifestantes que hagan desorden. 

Cerca de las 10:00 de la mañana un nutrido grupo de automóviles de alquiler comenzaron a avanzar desde diferentes puntos de la ciudad con rumbo al Palacio Legislativo. Las unidades, en hilera y abarcando la totalidad de los carriles de avenidas principales como Hidalgo, Federalismo, 16 de septiembre y González Gallo, se han estacionado hasta conocer el veredicto que resultará de una reunión de dirigentes con diputados. 

Mientras esto ocurre, un dictamen para regular el servicio de Uber sigue congelado en la Comisión de Vialidad y Transporte del Congreso local. La disputa entre el bando de Movimiento Ciudadano (MC) y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) es el control de las unidades de la empresa. Mientras que el gobierno estatal busca regular, los emecistas prefieren que sea el mercado el que fije la última palabra. 

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here