El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, se dijo dispuesto a analizar la regulación de la aplicación Uber, quienes tienen un stand dentro del Campus Party, pero su servicio no ha sido regulado por el poder ejecutivo. Al respecto, el gobernador estableció que existe la libertad para generar proyectos, pero la regulación es una segunda parte que se analizará.

En un encuentro con representantes de medios de comunicación, previo a la inauguración del Campus Party, Sandoval Díaz comentó que se analizará el caso del Distrito Federal, quien fue la primera demarcación en México que presentó una iniciativa para regularizar el servicio Uber.

Plataformas como Uber y CityDrive han sido señaladas por taxistas como una competencia desleal, ya que prestan un servicio de transporte que no está regulado por la autoridad.

Hace apenas dos semanas, un grupo de unos 400 taxistas se manifestaron a las afueras del Congreso del Estado, para solicitar que se tipifique como delito dicha práctica. Ante esto, el presidente de la Comisión de Vialidad, Martín López Cedillo, afirmó que presentará un punto de acuerdo para atender el llamado de los agremiados.

Sin embargo, la discusión ha virado en torno al posible conflicto de interés que representa para el legislador, debido a que él junto con su familia, ostentan más de una decena de concesiones de taxis en la zona metropolitana de Guadalajara, de acuerdo con el padrón público de beneficiarios que publica la Secretaría de Movilidad (Semov) en su página de internet.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here