Guadalajara, Jalisco.

En el día en que la Ciudad de Guadalajara cumple 475 años de su fundación, los tapatíos cantaron las mañanitas al son del mariachi mientras degustaban el tradicional pan picón y chocolate caliente que se repartió a quienes se dieron cita en la Plaza Guadalajara, sitio que tuvo que compartir espacio entre obras públicas del Tren Ligero y los cientos de ciudadanos que ya esperaban en fila ordenada por su dulce tentempié.

El mariachi sonó fuerte y el coro de los tapatíos cesó si acaso para intercalarlo con alguna mordida al pan. 

El festejo por el cumpleaños 475 de la perla tapatía incluyó en su especial itinerario la ofrenda floral a la estatua Beatriz Hernández, pieza clave en la fundación de Guadalajara y la inauguración de la exposición fotográfica ‘Guadalajara: El paso del tiempo’, que exhibe una serie de imágenes de la ciudad en los inicios del siglo XX y que estará expuesta en el palacio municipal durante una semana. 

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here