La petición que hizo el Comité Municipal de Guadalajara del Partido Acción Nacional (PAN), para expulsar al exgobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, de las filas de este organismo político aún es sólo eso, una petición a la que no se le ha dado curso institucionalmente, aseguró el presidente nacional albiazul, Gustavo Madero, quien recordó que aún falta mucho tiempo para que se pueda resolver esto y para que, en caso de que se llegue a dar, la salida del exmandatario sea una realidad.

Madero agregó que tratar el tema de la expulsión de Emilio incluso podía ser un distractor del proceso electoral, por lo que tampoco quiso hablar sobre la supuesta relación del exmandatario con el candidato del partido Movimiento Ciudadano  (MC) por Guadalajara, Enrique Alfaro.

Añadió que una vez que concluya el proceso interno, y si es que se aprueba la expulsión, Emilio puede recurrir a otras instancias externas al PAN para anular la determinación a la que se llegó.

Otro tema que también abordó el líder nacional albiazual fue la seguridad que las autoridades federales han ofrecido a los candidatos de todos los partidos que se sienten amenazados, y aunque la versión oficial es que son pocos, la realidad es que el hecho de que los haya significa que las cosas no están del todo bien.

Madero realizó una visita a Jalisco en apoyo a los candidatos panistas de algunos municipios y de diputaciones federales, a quienes les auguró buenos resultados al grado de asegurar que la población se sorprenderá de ellos.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here