Juana Pérez Martínez, quien se dice legítima propietaria del predio de 16 hectáreas, conocido como Rinconada del Bosque, donde se edificó un fraccionamiento, y que ha litigado durante años la posesión de este terreno, ubicado en la confluencia de las avenidas Vallarta e Inglaterra, exigió al presidente municipal de Zapopan, Héctor Robles Peiro, que no otorgue la licencia de urbanización del predio para edificación de viviendas.

Señaló que dicho trámite es irregular, tal y como sucedió en 2004, cuando se presentó documentación falsa, incluso con la firma de un muerto: Pedro Castañeda Landeros, que junto a Luis Francisco Velasco Covarrubias y Rubén Salles Alonso, habían recibido el 15 de enero de 2004, la licencia de urbanización 150514/2004/2-035, misma que posteriormente fue cancelada por el Tribunal Administrativo del Estado (TAE), de acuerdo con la defensa de Juana Pérez.

El abogado de la familia Pérez Martínez, Héctor Buenrostro Martín, explicó que la resolución del TAE no fue acatada en su totalidad, por lo que no se han regresado los derechos a la propietaria legítima.

El abogado Héctor Buenrostro comentó que si se entrega la licencia de urbanización, el presidente municipal y las autoridades de obras públicas de Zapopan, podrían incurrir en el delito de abuso de autoridad.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here