El duelo por la separación de un ser querido, ya sea porque éste falleció o porque se concluyó con una relación afectiva, puede ser causa de que el doliente padezca diversos problemas que van desde lo emocional hasta lo físico, por lo que es necesario que quien sufrió una pérdida reciba el apoyo necesario para sobrellevar esto, aseguró la directora del Área de Tanatología del DIF Zapopan, Norma Laura Campos.

La especialista detalló que en el caso de las muertes existen dos tipos de duelo, los que se generan por los fallecimientos en cierta medida previstos, en caso de que se viva una enfermedad crónica, o los derivados de aquellos casos en los que las personas mueren de manera inesperada, como puede ser en un accidente, por alguna enfermedad súbita o, recientemente, por secuestros o desapariciones forzadas.

La directora agregó que en el caso de los pacientes oncológicos o aquellos que tienen enfermedades terminales se les da el acompañamiento desde que reciben el diagnostico desfavorable hasta el momento de la muerte, con atención tanto a la persona que padece la enfermedad como a sus familiares. 

El Área de Tanatología del DIF Zapopan opera desde el mes de febrero del año 2013, desde entonces han atendido a 144 personas, principalmente por muertes relacionadas con enfermedades o suicidios.

La especialista recordó que el vivir un duelo adecuadamente puede ayudar también a que las personas mejoren su actitud ante la vida y, sobre todo, a que sus sentimientos hacia otras personas no conviertan sus relaciones en aspectos conflictivos. 

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here