Este lunes sigue la incertidumbre en Bolivia después de la renuncia del presidente Evo Morales y de su gabinete. Desde Cochabamba, Tamia Violeta Choqueticlla Araoz: activista y agitadora cultural, Quechua y Aymara, perteneciente a la Nación Quillacas, opinó que la salida de Morales se debió a las “protestas de base, no es como dicen en los medios, que es un golpe de Estado, es un movimiento de base donde también hay agrupaciones indígenas”. Entrevistada en Cosa Pública 2.0, la activista ofreció un balance del gobierno de Morales, en el que “no se pueden dejar de lado cambios positivos, como el reconocimiento de un Estado plurinacional y de los pueblos indígenas, pero después hay muchos casos de corrupción y masacres que nos han hecho ver la otra cara del gobierno”, el cual ha manejado “un doble discurso, por un lado en defensa de la pachamama y los derechos humanos, pero por el otro con ecocidios”. Dijo que aún hay incertidumbre porque Morales no ha entregado una renuncia formal a la vez que las Juntas Vecinales de El Alto “están bajando a la ciudad” para defender a Morales, “no sabemos qué pueda suceder”. (Foto:  AFP / Reproducida por Milenio)