Los casos de enfermedades renales y malformaciones congénitas registrados en las comunidades de San Pedro Itzicán, Agua Caliente y Chalpicote, de Poncitlán tienen su raíz en una mala alimentación, arrojó un estudio realizado por un laboratorio privado a petición del gobierno de este municipio.

El alcalde de Poncitlán, Juan Carlos Montes indicó que el estudio descarta que los problemas de salud de los habitantes de la región tengan relación con la contaminación de los pozos que los abastece de agua potable.

El presidente municipal precisó que los resultados indican que  los males renales obedecen al consumo de refresco a temprana edad y a una alimentación deficiente, en una población que prefiere gastar  su dinero en alcohol.

El estudio realizado con recursos municipales contradice la hipótesis sostenida por el Foro  Socioambiental GDL, el cual asegura que en los pozos de esas comunidades  existe presencia de manganeso y sulfuros  fuera de norma, que han ocasionado enfermedades en su población.

El alcalde expuso que la diferencia es que el estudio del municipio fue hecho por una empresa certificada.

El alcalde de Poncitlán afirmó que la desnutrición que padecen los habitantes de estos poblados evita que se desarrollen sus riñones y que es una consecuencia de ser el segundo municipio más pobre de Jalisco.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here