ESPECIAL | 22 de abril. Heridas que no se cierran

0
147
Guadalajara, Jalisco.

La espina dorsal del Sector Reforma fue despedazada por las explosiones del 22 de abril de 1992, en Guadalajara. Las autoridades trataron de pegar los pedazos como con engrudo. Las heridas siguen sin cerrar.

Lo que antes era un barrio vivo, hoy está lleno de talleres mecánicos, fincas en obra negra que jamás se terminaron de construir. Ya  no hay niños jugando en las calles.

Aunque los únicos monumentos para recordar a las víctimas del 22 de abril están en pésimas condiciones, los vecinos no olvidan a sus muertos. En el recorrido que realizó Señal Informativa por esta zona que fue devastada en 1992, se dejaron escuchar los testimonios de quienes recuerdan a personas que ni siquiera fueron reconocidos como muertos.

Vecinos del Sector Reforma realizan acciones para rescatar a sus barrios, que a 24 años de distancia no se han repuesto de las secuelas del 22 de abril. Sin embargo reprochan que las autoridades no han atendido los problemas de abandono e inseguridad en la zona. Y hasta la iglesia ha abandonado la capilla conmemorativa.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here