El kínder público Constancio Hernández Alvirde cuenta ya con rampas y baños adaptados para personas con discapacidad.

En la escuela situada en la colonia Nuevo Vergel, al norte de Zapopan, se hicieron también sustitución de techos, pisos y lámparas, además de recibir pintura general.

La obra costó un millón 89 mil pesos y es un compromiso que hizo el secretario de Educación, Francisco Ayón López, con el profesor Juan Pablo Yépez Vargas, quien es el director del plantel y obtuvo su plaza en un concurso de oposición el ciclo escolar anterior. Sin embargo, al tener discapacidad motriz, requería que el kínder no tuviera escalones, pues él se desplaza mediante una patineta.

El kínder se localiza en una colonia marginada, tiene 170 alumnos y cada ciclo escolar deja fuera a niños que buscan un espacio.

El secretario de Educación, Francisco Ayón López, dijo que con la entrega de la remodelación del preescolar, se cumple una promesa.

Ayón López también hizo la entrega de cinco nuevas aulas, biblioteca, sanitarios, patio cívico e instalación eléctrica en la primaria Epigmenio González, en el fraccionamiento Urbi, en Tonalá, donde también se renovó el mobiliario escolar. La escuela tiene mil 80 alumnos y ahora podrá recibir a más estudiantes con la ampliación de los cinco nuevos salones. La inversión en este plantel fue de 4 millones 569 mil pesos.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here