En los últimos tres días decenas de mujeres duermen en sillas, colchonetas y casas de campaña, y comen al aire libre para cuidar su espacio y ser de las primeras en recibir una de las 120 solicitudes de ingreso que se otorgan en la subdelegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Libertad Reforma para el trámite de la licenciatura en enfermería.

Cada semestre se entregan las solicitudes de ingreso, de las 120 apenas 30 son aceptadas; aunque las aspirantes saben del mecanismo difícil para entrar, dicen que vale la pena la espera por el prestigio y los conocimientos que se adquieren en la escuela.

Los ojos de las jóvenes muestran el desvelo de tres noches, su cuerpo el cansancio de dormir fuera de casa, pero tienen la ilusión de ser estudiantes de la escuela de enfermería del IMSS. 

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here