Pasto seco, plantas arrumbadas, un área de juegos infantiles que funciona esporádicamente y basura suficiente para que el Parque Revolución, en su lado sur, luzca en el abandono. En medio de las adecuaciones que se hacen al lado norte del parque, el también conocido como parque rojo luce abandonado de un lado, y una zona de guerra en el otro. 

En un recorrido realizado por Señal Informativa, pudimos ver dos caras de un mismo parque. Por un lado, en el lado sur del parque dividido por la Avenida Juárez, existe el descuido de las autoridades municipales en las áreas verdes, en la zona de juegos infantiles y hasta en las banquetas sucias.

Del otro lado el parque todo parece una zona de guerra. Las obras de la segunda etapa de remodelación del parque, que debieron de construirse desde la pasada administración pues los recursos son del Fondo Metropolitano 2014, hacen padecer las de Caín a los usuarios.

Apenas se sale de la estación Juárez, del Tren Ligero, los ciudadanos tienen que cruzar montículos de tierra, charcos, varillas y hoyos para tratar de llegar a la parada del Pretren o del Trolebús, que pese a las obras no ha cambiado el derrotero. 

Las obras iniciaron la segunda quincena de febrero, y tendrán una duración de tres meses, es decir, tendrán que concluir en mayo próximo. 

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here