A pesar de que continúan las muertes, diputados quieren quitarle la etiqueta de delito grave a los accidentes del transporte público cuando haya víctimas. Esto, con el argumento de que no se debe satanizar a los choferes.

La iniciativa fue presentada ante el Congreso de Jalisco por la diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Claudia Delgadillo, y pretende derogar la fracción IV del artículo 63 del Código Penal que califica como delito grave  cuando una persona muera o sea lesionada en un accidente del transporte público o de carga.

La iniciativa argumenta que esta norma viola el fundamento de igualdad de la ley  e incluso es discriminatoria y que en todo caso se trata de responsabilidad civil objetiva.

El diputado de Movimiento Ciudadano (MC), Alejandro Hermosillo, vocal de la Comisión de Movilidad,  consideró que si bien es cierto que no se puede achacar toda la culpa a los choferes, por ahora no es conveniente quitarles la única disposición legal que los frena a no manejar imprudentemente.

Hermosillo se pronunció por reformas integrales que dignifiquen la labor de los choferes pero sin rasurar el Código Penal. No descartó que el PRI tenga especial interés con grupos de transportistas, aunque recordó que se trata de una exigencia añeja.

El 2015 fue el año más mortífero, con 56 víctimas del transporte público. En el primer semestre de 2016 ya van 28 personas que perdieron la vida.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here