El presupuesto del Congreso del Estado no tiene para cuándo aprobarse. A mitad del año, y por segunda ocasión en una semana, el dictamen tuvo que ser devuelto a la Comisión de Administración para que se aclaren dudas sobre supuestas basificaciones y aumentos de sueldo que se podrían dar, a escasos cuatro meses de que concluya la Legislatura.

La diputada de Movimiento Ciudadano (MC), Fabiola Loya Hernández, en esta ocasión no se opuso a que el dictamen regresara a la Comisión, luego de que se dio a conocer que se podrían dar cambios en la nómina, con aumentos de sueldo a funcionarios, y hasta basificaciones. La legisladora aclaró que existen casi 500 funcionarios a quienes se les hace un ajuste salarial.

Uno de los problemas que se presumen, es que la diputada que suplió la ausencia de Jaime Prieto Pérez, no informó de estos cambios a los coordinadores parlamentarios de su partido, el Revolucionario Institucional (PRI). La diputada afirmó que la plantilla y la proyección fue una propuesta realizada por la Secretaría General del Poder Legislativo, en compañía de sus direcciones presupuestales.

Apenas el martes pasado, el Pleno del Congreso del Estado envió el dictamen a comisiones porque en el documento presentado a los 39 diputados se omitió el anexo que incluía la lista de los funcionarios públicos y su salario bruto anual. Esto, dijo en ese entonces Loya Hernández, sería un candado para que la presente legislatura no quisiera hacer “un año de Hidalgo” al finalizar el periodo.  

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here