La Secretaría de Desarrollo e Integración Social (Sedis) detectó los primeros tres casos de jóvenes estudiantes que vendían sus boletos de bienevales a través de las redes sociales. 

En principio, fueron investigados y dados de baja del padrón, pues acreditaron que no necesitan el apoyo. 

El titular de la dependencia, Miguel Castro Reynoso, hizo un llamado a los beneficiarios para no perturbar los fines del programa social, porque le quitan espacios a quien de verdad necesita el incentivo para llegar a sus aulas. 

El funcionario detalló que se dieron cuenta gracias a las redes sociales, comprobaron que los que ofertaban los boletos eran precisamente los estudiantes beneficiarios. Al momento del careo, los estudiantes aceptaron que ofertaron los boletos en páginas electrónicas. Pero como no se pudo comprobar la compra, no se ha iniciado un proceso jurídico para denunciarlo en vías judiciales. 

Castro Reynoso también reconoció que tiene conocimiento de choferes de de camiones que no reportan la totalidad de los boletos, y que esto ha ocasionado mermas en el sector del transporte público. Por lo que pidió a los usuarios que recorten sus boletos y no los entreguen completos, porque esto ocasiona una posible reventa de algunos choferes.  

Una de las alternativas que se ha estudiado para solucionar este mercado negro es que se eliminen los boletos y se entregue un descuento por medio de una tarjeta electrónica, sin la necesidad de hacer un trámite. 

Esto sería posible con la llegada del prepago. Y para ello, dijo el funcionario, sería necesaria una coordinación donde se vinculen herramientas tecnológicas para validar la información de los estudiantes, sin la necesidad de que vayan a comprar sus boletos, sino que se les deposite los pasajes en una credencial.

Esta propuesta será estudiada en lo que resta del año. 

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here