Por lo menos en 36 mercados municipales de Guadalajara, que fueron visitados por el regidor Sergio Tavares, se encontró la presencia de fauna nociva en los locales: arañas, cucarachas, ratones y ratas.

Aunque la presencia de estas “plagas” no genera una situación de riesgo, “se pueden convertir en un problema de salud pública si no se actúa”, advirtió el regidor panista.

En la pasada sesión del Ayuntamiento tapatío, los regidores aprobaron un dictamen donde se solicitó al área de mercados de la Secretaría de Promoción Económica, que realice un diagnóstico en los 92 mercados municipales que tiene a su encargo la administración. Ese instrumento será la base para la contratación de una empresa que pueda fumigar de manera constante los mercados municipales, con el fin de terminar con esta fauna nociva.

“No es un problema de salud, es un problema de presencia de fauna nociva. Pero para poder evitar que después se convierta en un problema de salud, nosotros pretendemos que se haga una calendarización al trabajo de fumigación de los 92 mercados”.

Además de este problema, los mercados municipales han tenido que recibir intervenciones en su infraestructura debido al poco mantenimiento que se les dio en administraciones anteriores. Mercados como el de Agustín de la Rosa, Plaza Guadalajara y Francisco Villa tuvieron que ser apuntalados.

Otros fueron derribados y construidos por completo. El primer caso fue el Mercado Pedro Ogazón, en la colonia el Tepopote o Morelos. Mientras que los problemas de electricidad del Mercado Ramón Corona ocasionaron su incendio y su consecuente destrucción; se espera que este último inmueble quede listo en un mes.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here