Este lunes fueron despedidas unas dos mil personas de las regiones Querétaro, Chihuahua y Guadalajara, principalmente asistentes telefónicos. Esto se debe a que la empresa de telefonía móvil Telcel, concluyó su relación con la proveedora de atención al cliente y telemarketing Servifon.

En Guadalajara son mil 200 las personas, mayoritariamente jóvenes, quienes fueron notificados de que sus contratos quedaban sin efectos, pero el problema es que ni las gracias les dieron, informó el abogado de los perjudicados, Francisco Márquez García.

De acuerdo con información que circula en diarios nacionales, este recorte de personal estaba cantado desde hace meses, pues hacía un par de meses que la proveedora de los servicios mostraba problemas de liquidez al “no poder cumplir” con objetivos marcados por Telcel, situación que provocó una serie de penalizaciones sobre facturación, al grado de no contar con dinero para cubrir los sueldos de su personal.

Este martes un grupo de trabajadores a quienes se adeuda la última quincena de pago, así como liquidaciones, acudirán a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje para solicitar apoyo, una vez que un despacho de abogados ha interpuesto una demanda por despido injustificado en contra de Servifon y Telcel.

En Jalisco, la medida ha generado caos en los servicios telefónicos en Guadalajara, informó el abogado José Francisco Márquez García. 

Algunos empleados cesados este lunes acudieron a una rueda de prensa y relataron sus experiencias de trabajo y el despido. Itzel Elizondo, una de las trabajadoras despedidas, señaló que a ella le pagaban dos mil 400 pesos mensuales, con un horario de seis horas, sin embargo, a un asesor telefónico con base laboral en Telcel, por hacer el mismo trabajo le pagan siete mil 800 pesos.

El abogado José Francisco Márquez pidió a las autoridades laborales federales que resuelvan las demandas en forma pronta, al tratarse de un despido masivo.

Urban beat

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here