El Parque El Mirador cada vez se reduce más en su extensión territorial a consecuencia de los proyectos emprendidos por el gobierno del estado, que a pesar de las gestiones de quienes viven en los alrededores, y usuarios del inmueble, quienes se oponen a las modificaciones, han inutilizado la mitad del parque para realizar obras que no fueron continuadas.

El comerciante y activista Ernesto Durán, aseguró que sin oponerse a la cultura, el mirador de la calzada Independencia no es el lugar idóneo para hacer un museo que acabe con el espacio que antes tenían los visitantes del parque.

Los denunciantes indicaron que son cuatro hectáreas de ocho que tenía de extensión el parque, lo que se ha reducido en proyectos, a los que se invirtió dinero y que no fueron continuados.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here