En el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Jalisco (IEPC), hay un nuevo conflicto que no tiene que ver con temas electorales. En esta ocasión, la consejera, Erika Ruvalcaba, presentó una denuncia en tribunales electorales por una supuesta discriminación y acoso, por motivos de género. 

La consejera asegura que no contaba con información que solicitaba para trabajar en las comisiones, además de que sólo pertenecía a tres comisiones. Por lo que decidió iniciar el juicio de garantías de derechos políticos electorales de acuerdo con el protocolo de protección para mujeres. 

Aunque la consejera aseguró recibir amenazas del propio presidente de la institución, Guillermo Alcaraz Cross, el funcionario lo negó categóricamente. 

Además, a la par de este proceso administrativo, el propio titular del instituto solicitó al consejo que se reforme el reglamento interno, para que la presidencia pueda integrar comisiones más amplias que aseguren la equidad y justicia, al otorgar seis comisiones a cada uno de los consejeros. 

Será en próximas semanas cuando los integrantes del Instituto puedan comparecer ante los tribunales electorales para acreditar o no la posible existencia de discriminación contra la consejera. 

Por lo pronto, será el próximo jueves cuando el consejo del instituto avale la nueva integración de las comisiones de trabajo en el propio IEPC. 

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here