Puerto Vallarta, Jalisco 

Una importante área de reproducción de guacamayas  y de presencia del jaguar, ubicada en la zona del lado de Mismaloya y parte de Los Horcones en Cabo Corrientes, quedó fuera de la propuesta de la protección de la montaña, aseguró el maestro en Ciencias, Carlos Bonilla Ruiz, coordinador del proyecto de protección a la Guacamaya Bahía de Banderas, Jalisco. 

Aseguró que esos predios  pertenecen al ejido de Mismaloya o Boca de Tomatlán y vislumbró que a la hora de decretarse el área habrá fuertes problemas de no resolverse a tiempo. La duda es por qué no dejan toda el área fuera o todo adentro, dijo Bonilla Ruiz, quien afirmó que  esa zona tiene una  diversidad biológicamente muy importante.

Comentó que es necesario enfrentar de una vez los conflictos con los ejidos   y no esperar a que ello se dé durante el decreto formal. La titular de la Secretaria del Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable (SEMADET) presentó el pasado fin de semana el proyecto de “Area de Protección Hidrológica de la Sierra Cuale” en la que se contempla proteger 111 mil hectáreas de la región.

Destacó que en la región existen cuatro poblaciones de guacamaya y las mismas se encuentran en esa zona de la montaña, entre los límites de este puerto y Cabo Corrientes. Dijo que de partirse ese terreno se fragmentará  la zona de reproducción de guacamaya afectado  a la población. 

Advirtió que de no protegerse la zona puede generar mayores construcciones y con ello problemas de abasto de agua. Reconoció que en esa zona ya se ven algunas viviendas, incluso hoteles. Señaló que se buscará revisar el polígono  con miras a integrar esa área  al decreto  de protección de la montaña.

Cabe destacar que fue el lunes en la tarde cuando en el  Consejo Municipal de Ecología se presentó el polígono de protección de la montaña que actualmente está  en consulta.