De 45 casas a las que el Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Jalisco (CICEJ) realizó una valoración general en las zonas del Santuario y Colinas de la Normal, solo dos presentan daños, dada su antigüedad, pero no atribuibles ni a las obras de la Línea 3 del tren ligero, ni al paso de camiones por el desvío de rutas, aseguró el presidente del gremio, Alejandro Guevara Castellanos.

El dirigente del Colegio de Ingenieros aclaró que lo que se hizo en las calles Carlos Pereyra, en Colinas de la Normal, y en Mariano Bárcena, en la zona del Santuario, no fueron peritajes a fondo, sino “dictámenes visuales”, por lo que “hay un mundo de diferencia entre uno y otro”, aclaró.

El CICEJ recomienda al Ayuntamiento de Guadalajara que realice un monitoreo constante, a lo largo de la obras de la Línea 3, para detectar cualquier daño a las fincas cercanas a los trabajos y a los propietarios les pide que le den mantenimiento a sus propiedades, sobre todo a las que tienen una mayor antigüedad, precisó Alejandra Guevara.

Las dos fincas que tienen deterioro mayor serán revisadas más a fondo, ya con peritajes técnicos para detallar cuál es la situación de riesgo que presentan y ese trabajo está en proceso. Una finca se localiza en la calle Carlos Pereyra y la otra en la calle Mariano Bárcena.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here