A 19 meses de la entrada en vigor de la Reforma Fiscal, sus efectos se reflejan en el estancamiento de la economía del país. Las nuevas disposiciones fiscales afectaron tanto a personas físicas como morales, al incrementarse la tasa máxima del Impuesto Sobre la Renta (ISR) del 30 al 35 por ciento y limitarse las deducciones de impuestos, expuso Rodolfo Servín, presidente de la Comisión Fiscal del Colegio de Contadores de Guadalajara (CCPG).

El especialista  señaló que se prevé que se discuta otra reforma fiscal en el mes de septiembre,  a petición de organismos empresariales para resarcir sus perjuicios, a pesar de que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto se comprometió a no hacer más cambios fiscales en lo que restaba de su administración.

Rodolfo Servín aseguró que al menos se han promovido 13 mil amparos en contra de la contabilidad electrónica y a partir de abril se empezaron a promover otros en contra de la Reforma Fiscal, por ser contraria al principio de proporcionalidad, es decir, por no favorecer el  pago de impuestos conforme a los ingresos.

El especialista refirió que este tipo de casos dejan en claro que es necesario hacer cambios fiscales. Para el Colegio de Contadores Públicos, esa reforma tendría que enfocarse en bajar la tasa del ISR corporativa al 25 por ciento y crear un impuesto indirecto al consumo, con una tasa fija del cuatro al seis por ciento, que si combatiría la informalidad.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here