Ha sido tal la cifra de cuerpos no reclamados por sus familiares de 2010 a la fecha, que la morgue del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) en casi todo el estado llegó al cien por ciento de su cupo, informó el titular del organismo, Luis Octavio Cotero Bernal.

El funcionario dijo que por ello apenas hace unos días, desplazaron 58 cadáveres, los cuales fueron inhumados en los panteones de Tototlán y Atotonilco y otros cuerpos fueron entregados a universidades, entre ellas la de Guadalajara (UdeG), para que sean utilizados por estudiantes de la carrera de medicina. Se llegó a contar con 130 cuerpos.

Una de las causas por las que la morgue se saturó es que el gobernador Aristóteles Sandoval, dio la orden de no inhumar ni incinerar los cuerpos, en espera de que familias de personas desaparecidas, pudieran encontrar a sus seres queridos.

En Guadalajara hay cupo parar 72 cuerpos, y le siguen Lagos de Moreno, con 32, y 16 en Puerto Vallarta, Ciudad Guzmán y El Grullo.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here