Santiago, Chile

Cuba justificó su decisión de negar el ingreso a la isla de la exministra chilena Mariana Aylwin, hija del fallecido expresidente Patricio Aylwin, por formar parte de una “grave provocación internacional”, indicó este miércoles un comunicado de la embajada cubana en Santiago.

Aylwin, exministra chilena de Educación (2000-2003), debía participar en La Habana de un acto en el que recibiría un reconocimiento en representación de su padre de parte de una organización opositora. Pero en el aeropuerto de Santiago, antes de empreder viaje a la isla, fue informada de que había sido declarada “inadmisible” en Cuba.

La negativa a su ingreso a la isla generó un fuerte malestar en el gobierno chileno, que anunció el llamado a su embajador en La Habana.

“Una grave provocación internacional contra el gobierno cubano fue gestada por un grupo ilegal anticubano que actúa contra el orden institucional (…). Entre los involucrados está la exministra y exparlamentaria Mariana Aylwin”, indicó el comunicado de la embajada cubana.

“No he participado en ninguna operación ilegal y menos de una operación de desestabilización del régimen cubano”, respondió Aylwin, militante del oficialista Partido Demócrata Cristiano.

El evento, organizado por Rosa María Payá, hija del fallecido disidente cubano Osvaldo Payá, fue calificado por la embajada cubana como un intento “de generar inestabilidad interna” y que en respeto a la memoria del expresidente Aylwin, el primer mandatario demócrata chileno tras la dictadura de Augusto Pinochet, realizó gestiones para evitar “que se consumara la provocación”.

Mientras el gobierno de Chile expresó su malestar, varias figuras políticas chilenas expresaron su repudio a la postura del régimen castrista.

Cuba lamentó que el homenaje a Aylwin se use “con fines políticos internos en Chile” y reafirmó su derecho de “decidir sobre el ingreso al territorio nacional de ciudadanos extranjeros y a defenderse de actos injerencistas”.

México también expresó su malestar por la decisión cubana 

El expresidente mexicano Felipe Calderón también fue impedido de ingresar a la isla, al igual que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien también iba ser premiado por su defensa de la democracia y los derechos humanos.

Cuba fue suspendida de la OEA en 1962, en el apogeo de la Guerra Fría y de su enfrentamiento ideológico con Estados Unidos, y se niega a regresar a la organización a pesar de que fue readmitida en 2009.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here