Corey advirtió que se “esfumaron” las ganancias proyectadas, cuando se construyó la Villa Panamericana en El Bajío.

El abogado de la empresa que invirtió 355 millones de pesos en este proyecto, Víctor Manuel Peña Briseño afirmó que el complejo ha perdido su valor debido a su abandono y que sólo los poseedores de la tierra, -la parte privada- tienen garantizado el retorno de su inversión.

Cada día que pasa, el Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal) y el Instituto Jalisciense de la Vivienda (Ijalvi) pierden posibilidades de recuperar su inversión, alrededor de 845 millones de pesos, aportados entre las dos instituciones.

En medio de este escenario, el representante legal de Corey fijó un plazo de un mes para que el gobierno del estado establezca un plan de acción para  resolver el conflicto y una ruta de tiempo para que las Villas Panamericanas se conviertan en un Centro de Tecnología e Innovación.

Los inversionistas privados del complejo, Corey e Incoba, dueños de la tierra piden 400 millones de pesos para entregar su parte del proyecto.

Víctor Manuel Peña aseguró que aparte se tendrían que resolver los recursos legales ” sin sustento legal” promovidos por Parlamento de Colonias y una pareja de vecinos, a quienes acusó de pedir “muchos millones de pesos” a fin de destrabar el conflicto escudado en los posibles daños ambientales que se ocasionarían en la zona de amortiguamiento de La Primavera.

Afirmó que los juicios son fáciles de resolver, pero extrañamente están congelados en el Tribunal de lo Administrativo del Estado (TAE).

El abogado advirtió que el poseedor de la tierra ya promovió un juicio de devolución de su propiedad y otro por daños y perjuicios. 

Aclaró que en el Fideicomiso de la Villa Panamericana sólo quedan recursos para tres o cuatro meses de vigilancia mínima y un año de seguro, por lo que el abogado subrayó que no se puede aplazar más la solución.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here