La capacitación y  el equipamiento en seguridad e higiene, es vista por los constructores  como un costo y para los trabajadores es una molestia innecesaria, según el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Jalisco, Benjamín Cárdenas, quien advirtió que se requiere cambiar esta cultura para bajar la incidencia de los accidentes laborales en este sector.

En lo que va del año se han registrado dos mil accidentes y 11 muertes en obras que se ejecutan en Jalisco. Las principales causas  son derrumbes, caídas y electrocutados por líneas de alta tensión, explicó el presidente de la CMIC al anunciar la realización de una serie de talleres de medidas de prevención dirigidos a dueños de constructoras, jefes de obra y residentes.

La CMIC y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) firmaron un convenio de colaboración para realizar en el último cuatrimestre del año  las  sesiones de capacitación, que tienen como objetivo que la seguridad sea vista como una inversión, no como un gasto.

Benjamín Cárdenas reconoció que la iniciativa surge por el incremento de accidentes mortales. En ocho meses de 2015 casi se alcanzan los 13 decesos registrados en todo el 2014.

En esta primera etapa, la CMIC espera capacitar al menos cien empresas.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here