Luego de meses de espera y dos días de discusión en el Congreso del Estado, los diputados locales aprobaron la reforma que regulariza a las Empresas de Redes de Transporte -como Uber- con la novedad de que ahora podrán cobrar en efectivo.

En el paquete, los diputados también avalaron otra iniciativa que ordena a la Secretaría de Movilidad (Semov) a revisar los permisos de taxis amarillos y en caso de encontrar acaparadores, reasignar esas concesiones a choferes que tienen más de tres años operando un vehículo rentado.

Estos dos puntos: el cobro en efectivo y la reasignación de concesiones de taxis, dividieron a los diputados en dos grupos; los priistas, que estaban en contra  de ambas propuestas y Movimiento Ciudadano (MC), en alianza con el partido Verde Ecologista de México (PVEM), Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD).

Al final, en el pleno, el bloque mayoritario se impuso, aunque en el tema de los permisos de taxis, el Partido Verde terminó por voltearle la espalda a Movimiento Ciudadano, a diferencia de lo que había ocurrido en las últimas horas.

El argumento, es que con la cláusula que otorga de forma automática permisos de taxis a choferes con más de 10 años de antigüedad, según el diputado Enrique Aubry, provocará que haya cinco mil vehículos adicionales en circulación en la ciudad.

Ismael del Toro, coordinador de Movimiento Ciudadano, dijo que no se incrementará el parque vehicular de taxis, pues al quitarle permisos a los acaparadores, cambiarán de dueños y no se crearán otros. 

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here