Con artilugios legales, empresarios  inmobiliarios en contubernio han robado 90 hectáreas de la comunidad indígena de San Esteban, denunciaron comuneros.

Se trata de un área natural protegida en las inmediaciones del Bosque El Nixticuil. Por ello, los afectados acudieron al Congreso del Estado para pedir la intervención del diputado Augusto Valencia.

A pesar de que la Procuraduría Agraria emitió un dictamen que confirmó que no se puede construir ni vender la tierra, y hay un decreto de 2008 que protege la zona, ya hay empresarios que tienen la posesión de las tierras, y tramitaron ante el Ayuntamiento de Zapopan permisos para construir torres de departamentos, denunció el líder de los comuneros, Mario Díaz Meza, quien acusó al comisario de Bienes Comunales, Carlos Carrillo, de coludirse con los constructores.

“Resulta que los compañeros comuneros han sido engañados a través de un acta de asamblea donde se dice que es para una cosa y ya se aprueba otra en asamblea. Los comuneros se dan cuenta que poco a poco va desapareciendo la comunidad indígena”, acusó Díaz Meza.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here