Habitantes de Colotlán propiciaron un desabasto de gasolina en diversos establecimientos del norte de Jalisco y parte de Zacatecas al propiciar compras de pánico, esto luego de que en días anteriores Petróleos Mexicanos (Pemex) notificara una escasez de combustible por cuestiones administrativas.  

Fue así como en las gasolineras  de la zona, se crearon filas de personas que esperaban ser atendidos antes de que el combustible se terminara.

Algunos de los ahí presentes no sabían con exactitud que sucedía, ya que a través de amigos, familiares o vecinos, se enteraron de que habría un desabasto de combustible, de que los trabajadores de PEMEX se irían a huelga, e incluso de que el líquido sería retenido para después incrementar su costo, rumores que se multiplicaron entre los ciudadanos.

“No había razón para que la gente reaccionara de esta manera, el desabasto lo ocasionará la propia ciudadanía”, aseguró María Elena Venegas, propietaria de Servicios Mana, mientras los vehículos circulaban por el establecimiento.

Aunque no había escasez en el municipio, la movilización generó una demanda del producto fuera de lo común,  en un lapso de tres horas en dicha gasolinera, se vendieron 20 mil litros de combustible, una cantidad que en otras circunstancias les alcanza para brindar el servicio todo un día.

En la gasolinera La Querencia (el otro establecimiento que también opera en Colotlán) la noche del jueves se les terminó el combustible, y el viernes una pipa recargó las bombas. Sin embargo,  Araceli Nava, secretaria de este lugar explicó que de continuar las ventas de esta manera, los 35 mil litros que les llegaron y que cotidianamente les alcanza para tres días, se agotarán el fin de semana.

Ambos establecimientos esperan la llegada de más pipas para recargar su suministro de gasolina. 

  

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here