Desde una vivienda particular de Lomas de Atemajac  salió un cargamento de cuatro mil plantas de bugambilia, que eran para colmar los camellones e instalaciones del Tren Ligero, y por las que se pagó la suma de 245 mil pesos en una sola exhibición.

Lo grave es que ni se cubrió el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y además la Secretaria de Hacienda  (SHCP) consideró que la factura era falsa.

La empresa responsable de la venta es Artmosphera, de la cual hoy no se tienen datos sobre su existencia, su paso por la lista de padrones del Sistema del Tren Eléctrico Urbano (Siteur) fue única –solo esta venta- y nadie sabe de ella.

La transacción fue por invitación directa; Siteur emitió la orden de compra 25203/2013, para la empresa Artmosphera Sociedad de Comercio de Responsabilidad Limitada. 

La transacción se realizó con fecha del 26 de diciembre del 2013 por un pedido de cuatro mil plantas bugambilias divididas de la siguiente manera: mil 500 de color rosa tenue, mil 500 de color rosa intenso y mil de color naranja. 

De acuerdo con los documentos las plantas fueron entregadas en la base Tetlán, con un mes de garantía. Hoy solo algunas cuantas adornan las instalaciones, desde Colón hacia el sur.  

La factura  A002 con fecha de enero del 2014 cubre precisamente el pago de 245 mil pesos netos, hecho con un cheque de Banorte bajo el número 21939 –sin impuesto- y el concepto son las cuatro mil bugambilias. Esta fue sometida a verificación por lector de códigos de barras bidimensional  y al menos para el Servicio de Administración Tributaria (SAT) fue falsa. 

Por otra parte, el vivero no existe; En en el 2171 de la calle Lomas del Mar, en Lomas de Atemajac, en Zapopan, solo existe y ha existido desde el 2009 una finca de color blanco que tiene uso de vivienda.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here