El primer día del operativo para evitar que se venda piratería en el Centro de Guadalajara, salió bien librado, consideró una de las vendedoras ambulantes de la zona y que por motivos de privacidad prefirió quedarse en el anonimato. Y es que a decir de ella, faltó poco para que los elementos de la Procuraduría General de la República (PGR) decidieran tirarles su mercancía o impedirles la venta, sin embargo, al segundo día de vacaciones, los cientos de ambulantes permanecen instalados con incertidumbre.

El Ayuntamiento permitió la instalación de más de cien vendedores de empanadas y 350 puestos de alimentos y bebidas, todos ellos sumados a los comerciantes que durante todo el año trabajan en las calles del primer cuadro de la ciudad, por lo que en esta semana de permisos especiales, el Centro de la ciudad ofrece un verdadero reto para el flujo del peatón. 

Urban beat

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here