Comerciantes que perdieron su lugar de trabajo luego de haber sido desalojados de las afueras del Centro Universitario de Ciencias Enonómico Administrativas (CUCEA) y la Preparatoria 10, aseguraron que las autoridades municipales de Zapopan, no hicieron visitas previas como lo señaló el alcalde Pablo Lemus ante medios.

Miguel Vázquez, quien vendía alimentos a las afueras del centro universitario desde hace 12 años, expuso que si bien no tenían permisos, sí cumplían con los requisitos de seguridad de Protección Civil, por lo que, más que desalojo, consideró a la intervención del Ayuntamiento zapopano como un robo a su fuente de ingresos.

Por otra parte, Aída Cerpa, quien también vendía alimentos, negó que haya habido un acercamiento de las autoridades luego del inicio de la administración, cuando éstos acudieron a presentarse con los comerciantes. Aída desmintió, además, que hayan sido apercibidos por elementos de Protección Civil, así como convocados a mesas de diálogo como declaró el alcalde.

Así mismo, Aída lamentó que intereses externos afecten tanto a las 300 familias que se beneficiaban del comercio en la zona, así como a los estudiantes que luego de clases, trabajaban a las afueras del CUCEA y la Preparatoria 10.

Según información de los comerciantes, en diciembre se entregó un oficio a Pablo Lemus donde se especificaban las condiciones de trabajo de los 29 locales, aunque a la fecha, no han obtenido una propuesta de reubicación por parte del Ayuntamiento.

Equipo Editorial
Equipo Editorial

Últimas noticas de Equipo Editorial (ver todos)

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here