El Parlamento de Colonias, el Frente Unido por Huentitán y el Núcleo de Colonias, insisten en oponerse a los planes parciales de urbanización de las zonas Centro, Minerva y Huentitán, que autorizó el Ayuntamiento de Guadalajara el 9 de febrero pasado, ya que se incrementarán hasta ocho veces la demanda de agua potable, las descargas residuales a la red de drenaje, así como la generación de basura y la densidad de autos.

Alejandro Cárdenas Ochoa, presidente del Parlamento de Colonias, dio a conocer que mientras en el plan parcial de urbanización anterior vivían 95 personas en 19 viviendas por hectárea, ahora, esos nuevos planes permitirán la edificación de 178 viviendas con 890 habitantes por hectárea, lo que significa un incremento de 836 por ciento en la densidad de viviendas.

“En 19 viviendas viven 95 personas, en 178 viven 890 personas. La pregunta es ¿impacta lo mismo 95 personas que 890 personas?, aquí hay hacinamiento, hay conflicto social, hay delincuencia. Esto lo vamos a demostrar nosotros en los juicios, queremos hacerlo en forma gráfica ante ustedes, por ejemplo, si son dos autos por vivienda, hoy son 38 autos por hectárea, ahora serán 356 automóviles”, resaltó Cárdenas Ochoa.

Actualmente, tras la aprobación de los planes parciales de urbanización, se han interpuesto ocho juicios para declarar nulos los cambios de uso de suelo, ante el Tribunal de lo Administrativo del Estado (TAE), ante juzgados federales y ante la Procuraduría de Desarrollo Urbano (Prodeur). Por esa razón, hoy están vigentes los anteriores planes parciales, y de ello algunas autoridades y algunos medios de comunicación quieren culpar a los colonos de que se frenan inversiones en torres de departamentos.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here