La colonia Ferrocarril legalmente no existía. Fueron “predios en infraestructura ferroviaria” hasta que el gobierno del estado y el Servicio de Administración y Enajenación (SAE) de Bienes firmaron este jueves 23 de junio el comodato de esta extensión territorial en “beneficio de la sociedad”.

En medio del grito “comodato no queremos” de algunos vecinos de la zona, el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz signó este contrato con el compromiso de dotar de servicios básicos a la colonia Ferrocarril, que fue creada de forma irregular en los años setenta por indígenas migrantes.

El esquema de comodato para regularizar los predios de la colonia Ferrocarril no dejó conformes a todos sus habitantes. 

Emmanuel Mata irrumpió el acto convocado para formalizar el contrato a fin de exhibir que no les da certeza jurídica y que de esta forma podrían ser desalojados con el argumento de que se construirá una escuela o un parque.

Aristóteles Sandoval dialogó con los inconformes y el secretario de Desarrollo e Integración Social (Sedis), Miguel Castro Reynoso se comprometió a recibirlos el próximo lunes para aclarar todas sus dudas.

El titular de la Sedis, afirmó  que sus temores son infundados.

La colonia Ferrocarril está conformada por cinco polígonos: Comunidad Mixteca, Campamento, Intermodal, Embarcadero y Casetas, en los que viven alrededor de dos mil 500 personas, el 70 por ciento jóvenes y niños.

Estos asentamientos insertados entre las avenidas Gobernador Curiel y Lázaro Cárdenas carecen a la fecha de agua potable y drenaje. Las viviendas tienen luz a través de “diablitos”.

La falta de certeza jurídica les impide aspirar a los servicios básicos que sí tienen todas las colonias contiguas, lamentó Georgiana Florián, quien aseguró que la mayoría de los vecinos confían en la ruta trazada para regularizar sus predios.

Equipo Editorial
Equipo Editorial

Últimas noticas de Equipo Editorial (ver todos)

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here