Hacer cesárea sin el consentimiento de la mujer que tendrá a su bebé, o peor aún aplicarle algún método de esterilización sin aviso e incluso no dejar que abrace al recién nacido, serán motivo de castigo a los médicos, en caso de que prospere  la iniciativa  de ley que castiga la violencia obstétrica y que por fin, llegará a la Comisión de Puntos Constitucionales el próximo 9 de agosto.

La diputada Rocío Corona afirmó que esta iniciativa busca garantizar el trato cálido, digno y respetuoso a la mujer durante el embarazo parto y puerperio. Rocío Corona dijo que actualmente existen 40 quejas ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos por violencia obstétrica, en su gran mayoría en hospitales de gobierno.

En el Código Penal de Jalisco ya está tipificada la esterilización forzosa en la fracción V del artículo 207, con penas de 2 a 8 años de prisión. Falta plasmar la violencia obstétrica en otras normas.

Sin embargo, la diputada presidenta de la Comisión de Salud, Consuelo Robles Sierra, se dijo en contra de la criminalización de los médicos y comentó que por ello en su comisión no se ha dictaminado. El dictamen que se pondrá a discusión de diputados el 9 de agosto surge como resultado de la fusión de cinco iniciativas.

Esta reformaría la Ley de Salud, al Código Penal y a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here